Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Lo mejor de las Cuevas de Nerja

Las artesanías de Andalucía impresionan por su increíble diversidad. Hay diferencias regionales particularmente notables en cerámica y alfarería. Especialmente en los últimos años se ha observado una clara tendencia al alza en Andalucía para revivir motivos ornamentales o técnicas aparentemente olvidadas. Como muestra el tejido de seda, este proyecto solo ha tenido un éxito limitado.

El desarrollo del procesamiento de la madera en Andalucía

Sin embargo, la carpintería revive en gran medida la artesanía andaluza. La talla ha sido de gran importancia en la región durante muchos siglos. Además, Andalucía no se puede imaginar sin el tallado de muebles. Tras el asentamiento de varios productores de vino y jerez de Inglaterra en el siglo XIX, toneleros de pequeñas localidades como San Fernando o Sanlúcar de Barrameda fundaron un segundo pilar. Hasta entonces, estos artesanos se habían especializado en la fabricación de toneles. Para hacer justicia al gusto de la élite inglesa, comenzaron a hacer muebles elegantes de caoba a mano. Los artesanos de la ciudad de Ronda celebraron éxitos especialmente rotundos que se especializó en la fabricación de muebles rústicos. Los artesanos de Granada y sus alrededores  son conocidos más allá de los límites de la ciudad por sus habilidades en la producción de adornos de oro e incrustaciones con incrustaciones de nácar, marfil o ámbar. Pueblos como Capileira son centros de bellos muebles mudéjares o muebles de Baza con elementos de estilo renacentista. En los pueblos de Galorza, Zalamea o Valverde se elaboran sillas típicas sevillanas con sus distintivos motivos florales.

Artesanías tradicionales en pueblos andaluces

El procesamiento tradicional del hierro con yunque y martillo de herrero sigue siendo una parte indispensable de muchos pueblos en la actualidad. En Torredonjimeno, en la provincia de Jaén, y en Arcos de la Frontera, en la  provincia de Cádiz, se siguen fabricando rejas, vallas o barandillas para ventanas  . Otros pueblos cercanos a  Málaga, por ejemplo Estepona, Cártama y Arroyo de la Miel, son conocidos por sus obras de arte en hierro forjado. Faroles de peltre de Úbeda, carruajes realizados en Bollulus del Condado y cencerros originales de Cortegana demuestran que también hay imaginativas artesanías andaluzas.

Animalmente bueno: procesamiento del cuero en Andalucía

Dado que los caballos son de gran importancia en Andalucía, la talabartería es una rama importante de la economía de la región española. Perneras, sillas de montar, alforjas y bolsas de pastor, todos estos productos son imprescindibles para la caza y la equitación. Los artesanos de Almodóvar del Río en Córdoba, Jerez de la Frontera, Villamartín en la provincia de Cádiz, Zalamea la Real y Almonte en la provincia de Huelva y Alcalá de los Gazules se dedican a este trabajo  . Las ciudades de Ubrique y Prado del Rey en la provincia de Cádiz también son indispensables para la producción de artículos de piel. Estos talleres son conocidos por producir cinturones, guantes y carteras de alta calidad. Zapatos artesanales de Montora en la  provincia de Córdoba son tan populares como las botas de Valverde del Camino en la provincia de Huelva. La piel korduana estampada en relieve es de una belleza inconfundible y ha sido enviada a todo el mundo desde los talleres de Córdoba.

Varios productos de alfarería y arte cerámico

La riqueza de la alfarería y el arte cerámico andaluces parece casi inagotable. Numerosos cuencos y jarras de sopa que fueron importantes en el pasado ahora solo se utilizan para la decoración. Las faciencias artísticas creadas en tonos grises, rosas y verdes por el proveedor sevillano Pickman-La Cartuja  marcan pautas en la artesanía andaluza. Los hornos de los pueblos de Nijar, Sorbas o Albox apenas han cambiado desde los moriscos. También en Guadix y en la provincia de Granada las ruedas de alfarería han estado girando al mismo ritmo desde el siglo XIX. Los talleres del barrio de Triana de Sevilla todavía se centran en la producción de baldosas y cerámicas de color violeta, naranja, amarillo y azul. Los artesanos de Sanlúcar la Mayor, en cambio, intentan plasmar motivos hispanoárabes a partir de la loza lustre. Las cerámicas del pueblo alfarero de Jaén, en colores azul y blanco, son muy bien recibidas fuera de los límites de la ciudad. Córdoba es el lugar de Andalucía donde se crean réplicas de cerámicas con ornamentos vegetales y animales, así como motivos geométricos, que recuerdan la época de los califas moriscos.

Andalucía: un importante centro de artesanía

Otras artesanías se centran en los techos de Grazalema en la provincia de Cádiz, el mármol de Macael, la cestería de Lanjarón o las joyas de Córdoba. En Níjar se fabrican telas gruesas tejidas a mano llamadas jarapas. Además, las hermosas alfombras tejidas a mano provienen de Marbella, Estepona o Málaga. Antequera en Málaga es el epítome de los trajes tradicionales, mientras que las guitarras se fabrican en Córdoba, Jaén o Granada. Quien busque mantones, abanicos o peinetas debe pasar por los talleres de Sevilla.

Deja un comentario