Comida típica de Galicia

Comida típica de Galicia

Que España es una meca gastronómica mundial está fuera de toda duda. Vayamos donde vayamos del país podemos deleitarnos con productos y recetas sabrosísimas. Pero si hay una tierra que destaca por encima de todas en cuanto a calidad de producto, esa es Galicia. De hecho, el marisco gallego es el más apreciado del país y supone un manjar para todo aquel que lo prueba. Te vamos a dar unas pinceladas sobre lo mejor de la comida típica de Galicia.

Lo mejor de los mariscos gallegos

Percebes

Ser percebeiro supone poner tu vida en riesgo a diario, y así lo atestiguan las numerosas muertes de estos profesionales tan especiales. A cambio, podemos gozar del que para muchos es el rey del marisco gallego: los percebes. Suelen tener un precio prohibitivo en cualquier otra parte de España, pero en Galicia los puedes encontrar a un precio sensiblemente más asequible. Si comes uno, no querrás parar.

Y por cierto, si nunca los has probado pídele a alguien que te enseñe a pelarlos adecuadamente, o puede ser que termines empapado 😉

percebes

Pulpo

Pocas recetas hay tan tradicionales como el pulpo a la gallega. Es un producto que suele levantar pasiones entre todos los que lo han probado alguna vez. La receta tradicional, conocida como el pulpo a feira, incluye un acompañamiento de patata, aceite y pimentón.

No obstante, el pulpo es un marisco bastante difícil de tratar. Su cocción debe ser muy certera, y de hecho debe sacarse y meterse en la olla de cocción tres veces, entre otras cosas. Clavar el punto es lo más difícil de todo, ya que es habitual que quede demasiado duro o como si fuera un chicle.

marisco gallego pulpo a feira

Vieiras

Es uno de los mariscos gallegos que mejor representa esta tierra, símbolo para todos los peregrinos que recorren el Camino de Santiago. La vieira es un molusco muy particular, en forma de gran concha. Su carne es muy sabrosa y tiene una textura muy especial, además de ser muy versátil en la cocina.

La puedes preparar a la sartén, al horno gratinada, acompañada de picadillos de verduras, picadillos de cebolla, pan rallado y jamón (a la forma tradicional gallega), así como incluirla en una ensalada tibia. Y eso sólo por poner unos pocos ejemplos. La clave al final siempre está en clavar el punto de la carne. Su hermana pequeña, la zamburiña, también es muy típica en la región.

vieiras

Bogavante y langosta

Se les suele confundir a menudo, aunque tienen diferencias muy palpables. Mientras que la mayor parte de la carne de la langosta la obtenemos del cuerpo, el bogavante ofrece unas bocas muy suculentas. La langosta siempre ha sido el rey del marisco con el permiso del percebe, aunque mucha gente opta por el bogavante si debe escoger, ya que su precio suele ser un poco más bajo. En Galicia se pueden encontrar algunos de los mejores ejemplares de ambas especies, y no deberías irte de allí sin probar alguno de ellos.

bogavante

Centollo

El centollo es uno de los mariscos más emblemáticos de España. Sus cuerpos y su coral son un auténtico manjar. Es un marisco bastante entretenido de consumir, ya que tiene muchas patas que merece la pena exprimir al máximo. Si puedes elegir, opta siempre por una centolla, ya que son las que llevan las huevas y siempre cunden más. Después de los percebes, las langostas y los bogavantes, el centollo suele ser el siguiente en la lista de mariscos más finos.

centollo

Almejas

Hay pocas cosas que superan unas buenas almejas gallegas recién abiertas. Al igual que los mejillones, es bastante típico acompañarlas de una salsa, ya sea una contundente marinera o algo más liviano a base de limón o vino blanco. En cualquier caso, son exquisitas si las salteas brevemente con un poco de aceite, perejil e incluso guindilla, para darles un punto de potencia. Un bocado de mar que está entre lo mejor que podemos degustar del marisco gallego.

almejas

Buey de mar y nécora

Se le suele confundir con el centollo, pero tienen diferencias bastante palpables. Así como las patas del centollo son muy grandes y largas en comparación con el cuerpo, el del buey de mar es bastante más grande respecto a sus extremidades, entre las que destacan las dos bocas, que son posiblemente el mejor bocado de este marisco. El buey de mar suele ser más accesible que el centollo, y su versión más pequeña, la nécora, es para muchos uno de los mariscos más injustamente infravalorados, ya que son sabrosísimas.

necoras

Ostras

Dentro del marisco gallego, la ostra es especialmente tradicional en la parte sur de la comunidad. Es posiblemente el marisco más singular que existe, con un sabor eléctrico que no puede compararse con ningún otro. Comerte una ostra es literalmente llevarte un bocado de mar al paladar. Para degustarlas adecuadamente puedes acompañarlas si quieres de un poquito de limón y pimienta. Vete con ojo pues a veces pueden ser algo indigestas. Son todo un clásico en las cenas de fin de año.

ostras

Cigalas

Siempre es una decisión deleitarte con una buena ración de langostinos, camarones, gambas o cigalas. Esta última es la cuenta con más prestigio entre los mariscos gallegos mencionados, ya que su carne cuenta con una textura más parecida ya a la del bogavante que no al de una gamba corriente. Las cigalas gallegas de mejor calidad cuentan con un tamaño considerable y son un manjar a descubrir dentro del marisco gallego.

cigalas

Navajas

Terminamos nuestra lista de propuesta de marisco gallego con las navajas. Las navajas son otros los mariscos de Galicia más consumidos, ideales para un picoteo antes de un plato contundente de pescado. Para muchos la mejor manera de hacerla es rápidamente en sartén o en un plancha con un poco de aceite, ajo y perejil, evitando no hacerlas mucho para que conserven su poderosos sabor marino.

navajas

BONUS: Salpicón de marisco gallego

El salpicón de marisco es uno de los platos más populares de Galicia. Esta receta incluye trozos de marisco troceado, normalmente langostinos, bueyes o pulpo, así como trozos de pescado (normalmente blanco) y verduras tales como pimiento rojo, pimiento verde y cebolla. Todo ello se acompaña con huevo duro picado y se aliña con una sabrosa vinagreta, dando lugar a un platazo perfecto en cualquier momento del año.

Esto es lo mejor del marisco gallego. Si viajas a Galicia reserva buena parte de tu presupuesto a disfrutar de los manjares propios de esta tierra, ya que además de marisco y pescado también se pueden comer algunas de las mejores carnes de España. ¡Aprovéchalo!

Y por cierto, si vas a viajar a tierras gallegas, alójate en un hotel como dios manda y pasa tu noche en los hoteles en Galicia con piscina climatizada que te proponemos. No te fallarán.

 

Deja un comentario